MOSCA

Musca domestica

Pueden llegar a medir cerca de 5-8 mm de longitud. Su tórax es de color gris, con cuatro líneas longitudinales en la espalda, la parte inferior del abdomen es amarilla y su cuerpo se encuentra cubierto de pelos. Los ojos compuestos son de color rojo. Las hembras son un poco más grandes que los machos y poseen un espacio mayor entre sus ojos. Poseen dos alas funcionales, habiéndose convertido el otro par en balancines o halterios que estabilizan el vuelo.

  • Longevidad media

    de 1 a 3 meses

  • Tamaño

    Entre 5 y 8 mm

Prefieren los bordes y las esquinas o los objetos delgados para descansar. En entonos interiores permanecen sobre el suelo, paredes y techo durante el día. En exteriores permanecen en las plantas, la tierra, las cercas de alambre, botes de basura. Etc.
La alimentación es muy variada pues consume azúcar, almidón, sangre y prácticamente cualquier alimento que consume el ser humano así como excrementos y todo tipo de desperdicio orgánico. Para alimentarse la mosca utiliza la esponja que tiene en la punta de la trompa, recogiendo con ella todo tipo de alimentos líquidos; en el caso de alimentos sólidos la mosca vomita un líquido que licua el alimento permitiéndole así recogerlo con la esponja. Mientras se alimenta la mosca vierte gotas de excremento. Así una superficie puede presentar manchas blancas de vomito o manchas obscuras de excremento.

Cada hembra puede poner cerca de 8.000 huevos blancos, de unos 1,2 mm de longitud. En las siguientes 24 horas las larvas eclosionan y comienzan a devorar restos orgánicos ricos en nutrientes. Tienen un color pálido y un tamaño de 3 a 9 mm de longitud, en forma de huso con la boca terminal, y sin patas. Tras la alimentación se transforman en pupa, coloreadas de rojo o marrón y de 8 mm de longitud. Al concluir la metamorfosis, el adulto rompe un extremo de la pupa con un corte circular y vuela en busca de congéneres para aparearse y concluir su ciclo vital. Los adultos pueden vivir medio mes en estado salvaje, pudiéndose prolongar este tiempo en el laboratorio

Pueden ser portadoras de enfermedades infecto-contagiosas que pueden transmitir al alimentarse de alimentos humanos que contaminan y luego son ingeridos. La vía de contaminación de alimentos es doble: por contacto de las patas y almohadilla suctora; por los fluidos gástricos y restos de las comidas anteriores que suelen regurgitar antes de alimentarse. Algunas de las enfermedades susceptibles de transporte vectorial por M. domestica son fiebres tifoideas, cólera, salmonelosis, bacilos, tuberculosis, anthrax, y también gusanos parásitos. Excepcionalmente también pueden ocasionar miasis.

Regresar
Tweet

Solicita tu presupuesto sin costo

Close

Comunícate con nosotros

TELEFONOS
4754 - 4532
4159 - 0150

URGENCIAS
04455-5195-0824