PULGA

Pulex irritans

Las pulgas son pequeños insectos (menos de 6 mm) de color marrón oscuro. No tienen alas y son extremadamente angostas, lo cual les permite moverse a través de los pelos corporales con facilidad. Su último par de patas están modificadas para saltar. Poseen numerosas espinas y pelos en su cuerpo, además, las partes de su boca están adaptadas para perforar la piel y succionar sangre. Las espinas en forma de barbilla sobre y cerca de la cabeza son una característica importante usada en la identificación de las pulgas. Pulex irritans, conocida comúnmente como pulga común Tiene una distribución cosmopolita y un muy amplio espectro de huéspedes, incluido el hombre. De hecho se trata de la especie de pulga que más frecuentemente parasita al ser humano, aunque no sea exclusiva de nuestra especie, como podría equívocamente deducirse del nombre vulgar que se da a Pulex irritans en diversos idiomas.

  • Longevidad media

    3 semanas

  • Tamaño

    Entre 1 y 4 mm

Las pulgas pueden estar presentes sin ser detectadas durante todo el año en la casa, pero, frecuentemente se convierten en un problema luego de regresar de unas vacaciones. Las pulgas dentro de una casa vacía se tornan extremadamente hambrientas. Al regresar de las vacaciones, las personas son recibidas por estas pulgas abandonadas que ahora se dejan notar al picar ansiosamente. Las mordidas de las pulgas en los humanos generalmente son en los tobillos y en la porción baja de las piernas. La dureza de su cuerpo les permite soportar grandes presiones (probablemente como resultado de una adaptación para sobrevivir el rascado, etc.), incluso la ejercida por los dedos humanos.

El ciclo de vida de una pulga consiste de cuatro etapas: el huevo, la larva, la pupa y el adulto. Los huevos son depositados sobre una mascota, en el lugar donde duerme la mascota o en grietas y ranuras del piso. Los huevos que se ponen sobre las mascotas no están sujetas firmemente y pronto caen. Alrededor de una semana salen de los huevos las pulgas inmaduras llamadas larvas. Las larvas de las pulgas son muy diferentes a las pulgas adultas. Tienen la apariencia de gusanos, le faltan las patas y no se alimentan de sangre fresca sino viven de material orgánico, incluyendo partículas de sangre seca y excremento desechado por las pulgas adultas. Las larvas crecen a su máximo tamaño aproximadamente en 12 días, pasan a la etapa pupal y luego se transforman en pulgas adultas. Las adultas se alimentan de sangre fresca de animal más de una vez al día. Pueden vivir un año y aun más en ciertos casos.

Las pulgas de los gatos pueden transmitir otros parásitos e infecciones a los gatos, los perros e incluso a los humanos. Las más destacadas son la bacteria Bartonella, el gusano intestinal Dipylidium caninum, el tifus. El tifo múrido, una enfermedad que afecta primordialmente a ratas y ratones, se puede transmitir al humano por unas pulgas infectadas. Cuando una pulga se está alimentando, usualmente, defeca al mismo tiempo y se cree que la transmisión del patógeno del tifo murino ocurre al rascar el excremento infectada sobre la herida.

Regresar
Tweet

Solicita tu presupuesto sin costo

Close

Comunícate con nosotros

TELEFONOS
4754 - 4532
4159 - 0150

URGENCIAS
04455-5195-0824